• Textil Amazonía
  • Textil Laguna colorada
  • Salar de Uyuni
  • Textil Rio Mamoré

 
 Cultura :: Arte
 
Periodo Virreinal

ARQUITECTURA : El Renacimiento

El renacimiento llega a la Audiencia de Charcas con los conquistadores y misioneros hacia 1536 - 1540. Las primeras construcciones que se levantan en Bolivia, son pobres, debido a que las guerras civiles no permitieron una organización de esta parte de las colonias hasta 1572, año en que Toledo visita el virreinato y lo estructura política y económicamente. En sus modestas proporciones las iglesias de estos primeros tiempos muestran un estilo renacentista no exento de elementos arcaizantes como bóvedas góticas y artesonados mudéjares. Las plantas de las iglesias son alargadas, generalmente de una sola nave terminando el presbiterio en ábsides ochavado. Gruesos contrafuertes refuerzan los muros. En este período son raras las iglesias des tres naves como la Catedral de Chuquisaca que se cubre con cruceria. Durante el renacimiento se usan también las bóvedas vahídos y de media naranja, pero la solución más corriente es la cubierta mudéjar de artesonado que varía desde la decoración árabe de lazo que es la más rara y antigua, hasta la decoración de caserones. Los ejemplos más humildes dejan a la vista el armazón de rollizos de madera atados con cuero y pintados. Casi todos los templos de los pueblos son de adobe, hay algunos de cal y canto y un solo ejemplo de piedra labrada: Tiahuanaco.

Las portadas por lo general son des ladrillo revestido de cal. En ellas es donde el renacimiento prende con mayor fuerza, su estilo evoluciona desde el llamado plateresco decorado con columnas abalaustradas, querubines, follajeria, etc. hasta el manierismo cuya decoración es la estrictamente arquitectónica.
Las características señaladas dependen directamente del estilo arquitectónico español imperante con algunos arcaísmos, a la nota americana no la encontraremos en el templo mismo, sino en el conjunto de atrio y posas que rodea a este templo y que responde a las condiciones religioso sociales de América. El atrio está destinado a reunir gran cantidad de indígenas para su catequización. Las posas son pequeñas capillas que sirven par hacer un alto en las procesiones. Los atrios de Bolivia difieren de los mejicanos por tener una capilla más, generalmente al centro del atrio, es la capilla de miseree donde se velaban los difuntos,, también sobre el atrio queda la única torre que casi siempre estaba separada del templo. Este conjunto urbano, dictado por la necesidad de una catequización en masa, es un producto netamente americano.

Una estructura típica americana es la llamada "Capilla Abierta" o "Capilla de Indios". Esta estructura está adjunta a la iglesia y tiene por objeto facilitar el que la misa y otros oficios divinos se digan al aire libre, a fin de que los naturales no penetren al templo. Su excesivo número, su temor a las bóvedas y la costumbre ancestral de asistencia a los ritos precolombinos en locales abiertos, obligó a crear la "Capilla Abierta" donde los indígenas podían asistir a los ritos cristianos sin violentar demasiado sus costumbres. Estas capillas abiertas son fundamentalmente de dos clases: las de planta baja, que consisten en una zona cubierta bajo la cual está el altar y las de planta alta que consisten en un balcón colocado a los pies de la iglesia, desde el cual se decía la misa. Este permitía a la gente del mercado, en la plaza, escuchar el santo oficio sin dejar sus ocupaciones. En Bolivia hay un solo ejemplo del primer tipo en Copacabana, del segundo hubo varios siendo los más conocidos Caracucho y Palca, cuyos balcones han desaparecido.

Los actuales departamentos de La Paz y Oruro son bastante ricos en monumentos del renacimiento. En la misma ciudad de La Paz queda San Pedro, algo mistificado por la portada que se le añadió en el siglo XVIII, y San Sebastián totalmente desfigurado. En la zona rural son notables las iglesias de Caquiaviri, Carabuco, Tiahuanaco y Callapa, todas en el departamento de La Paz, en Oruro están Corque, Paria y Curahuara de Carangas.
La iglesia de Caquiaviri, situada en las tierras extremas de los Pacajes, es uno de los ejemplares más antiguos en toda la Audiencia de charcas. La construyeron los franciscanos hacia 1560, tiene crucería gótica y portadas renacentistas.
La iglesia parroquial de Carabuco, pueblo situado a orillas del lago Titicaca, es similar a la de Caquiaviri y puede situársela también en las postrimerías del siglo XVI. Es de adobe, de una sola nave con testera pana. Aunque originalmente fue edificada en la época del renacimiento sufrió reformas de importancia en el siglo XVIII. Se hizo gracias a la magnanimidad del cacique Agustín Siñani. Interiormente la iglesia de Carabuco es muy rica, sin embargo su estructura se muestra bastante humilde para haber sido uno de los Santuarios más famosos de su tiempo. En este lugar se encontró la Cruz de madera, que según Ramos Gavilán, había sido traída por ele legendario Tunupa, en tiempos anteriores al incario.

La iglesia de Carabuco tiene baptisterio bellamente decorado al fresco. La portada es de ladrillo, sumamente sencilla pues se decora tan solo con dos pilastras dóricas ochavadas de influencia mudéjar, el friso tenía pequeños balaustres, que han sido destrozados en una recientes "restauración". Esta portada carece de frontón y en su lugar están los restos de un balcón que sirvió para doctrinar y decir misa.

La iglesia de Tiahuanaco, concluida en 1612, es el único ejemplo en piedra. De nave única, tiene ábside ochavado y cubierta de par y nudillo. Las dos portadas, de cabecera y lateral, responden al renacimiento purista. La principal tiene elementos precursores del estilo mestizo como el mono y la máscara. Esta iglesia muestra en fecha muy temprana la unión de un elemento gótico con un motivo indígena en las veintiocho gárgolas, con cabeza de puma, de franca inspiración prehispánica, que decoran la platabanda de los muros exteriores. También es del siglo XVI la iglesia de Calamarca, restaurada a comienzos de este siglo.

Otro de los ejemplos importantes de la arquitectura "cincuentista" del departamento de La Paz es la iglesia de Callapa, situada en el pueblo de estas nombre, puerto que fue, sobre el río Desaguadero, muy mermado en la actualidad por la fundación del moderno puerto Núñez. Por sus similitudes con la iglesia de Curahuara de Carangas, podemos fechar la iglesia de Callapa hacia 1600. Es un conjunto de adobe con atrio, posas, capilla miseree y torre exenta que muestra todas las características de este tipo de conjuntos.

Casi tan antiguas como la iglesia de Caquiaviri es la de Challacollo y Corque, situadas ambas en el departamento de Oruro. La primera se levanta sobre el río Desaguadero y la segunda, Corque, fue fundada para misionar a los indios Urus de la región. El año de 1580 ya era una parroquia floreciente.
El pueblo de Paria, fundado en 1535, conserva todavía una iglesia de estructura renacentista, que parece haber sido levantada a fines del siglo XVI. Tiene una sola nave y su torre exenta se cayó en parte, fue totalmente destruida para erigir en su lugar una torre totalmente nueva que carece de interés. Lo más importantes de Paria es la hermosa portada de piedra que fue hecha en el siglo XVIII.

Después de Corque la iglesia más notable del departamento de Oruro es Curahuara de Carangas. Tiene una sola nave, torre exenta y atrio. Su estructura es característica del renacimiento y se puede datar con anterioridad a 1608, fecha en que se hicieron los notables frescos que la decoran interiormente, desde las paredes hasta el artesonado. Los frescos que están sobre el presbiterio compiten con los frescos mexicanos del renacimiento.
Después de las iglesias consignadas, aparecen en el Collao algunos monumentos de transición que conservan su estructura renacentistas: atrio y posas, cubiertas de crucería, etc., pero admiten elementos barrocos sobre todo en las portadas. Estos monumentos son Copacabana y Jesús de Machaca.
El primero fue construido entre 1610 y 1619 por el arquitecto Francisco Jiménez de Siguenza. El atrio se completó hacia 1640. Vargas Ugarte dice que Siguenza trazó también la planta de la iglesia de Santo Domingo de La Paz.

La iglesia de Copacabana es de una sola nave, con crucero y capillas. El presbiterio y la nave se cubren con bóvedas de nervadura. La construcción es de ladrillo con rajas de piedra. Hasta principios de este siglo podía admirarse el curioso y rico revestimiento de azulejos, una mala refacción lo quitó sustituyéndose por pintura que imitan mosaico. Se conservan sin embargo los azulejos en las cubiertas, torres y parte alta de la portada lateral. Los colores usados son blancos y verdes. La portada de cabecera del templo es muy sencilla y de un purismo impresionante. La portada lateral es algo posterior pues ya anuncia el barroco naciente.

Lo más interesante del monumento es el atrio, cercado por muro coronado de almenas y las cuatro construcciones de las esquina, capillas posas de planta cuadrada, cubiertas de cúpula. Se conserva también en el centro del atrio la capilla de Miserere.
La iglesia de Jesús de Machaca fue levantada durante el siglo XVII, conservando una disposición muy similar a la de Copacabana. La iglesia es de una sola nave de bóveda, luna solución francamente barroca, pero conserva la carrocería gótica en el presbiterio y sobre el coro. Asimismo el coro alto mantiene la forma de U característica de la iglesia del renacimiento. De las dos portadas e más antigua la de pies, de trazo renacentista con simples pilastras coronadas con frontón triangular dentro de él máscaras de ascendencia precolombina. La portada lateral es algo más evolucionada, sin poderse llamar todavía barroca. El atrio cercado con sencilla arcada de adobe, tiene dos hermosas portadas e piedra del siglo XVIII. Colinda con dos plazas que hacen un conjunto de tres espacios abiertos. El conjunto es imponente por sus dimensiones y juego de espacios en torno a la mole rotunda de la iglesia.

La arquitectura chuquisaqueña es rica en ejemplos renacentistas, considerándose como el templo más antiguo el de San Lázaro, aunque de la construcción primitiva no se conserva más que la estructura de adobe, de una sola nave con dos capillas laterales, y como elementos decorativos las pilastras dóricas del arco triunfal. Exteriormente la iglesia se halla rodeada de un gran atrio, en uno de los costados y adosada a la arquería, existe una capilla posa.
Después de San Lázaro que fue parroquia, están las iglesias conventuales como San Francisco, San Miguel,, San Agustín, Santo Domingo y La Merced. En ellas se muestran las diferentes estructuras que tuvieron vigencia hasta 1650. Son mudéjares las de San Francisco y San Miguel, góticas las de San Agustín y Santo Domingo y de bóveda la de La Merced, toda esta variedad de cubiertas se usaron en el período que conocemos bajo la denominación genérica de renacimiento.

Como se indicó, entre las iglesias conventuales de Chuquisaca está san Francisco, cuyo edificio es uno de los más antiguos de Bolivia. El año de 1538 pocos meses después de la fundación de la ciudad de La Plata por Pedro Anzures de Campo Redondo, llegó a Chuquisaca Fray Francisco de Aroca quien levantó una pequeña capilla la cual se sustituyó por el templo que hoy conocemos y que fue construido en el último tercio del siglo XVI. La fábrica de la iglesia duro bastante: desde 1577, año en que se paga a Juan de Vallejo por las obras hechas en dicho convento, hasta 1618, fecha en que se cubre el presbiterio con hermoso artesonado que hoy tiene, y que es obra del maestro de arquitectura Martín de Oviedo, quien tomó el trabajo en sociedad con el Alferez Diego de Carvajal. Ambos habían venido a La Plata desde la ciudad de Potosí donde dejaron obras de importancia. La actual iglesia de San Francisco, en lo fundamental, corresponde a la estructura de 1580, que probablemente sigue la traza del arquitecto Juan de Vallejo.

También pertenece a la tradición mudéjar la iglesia de los Jesuitas en Chuquisaca que se construyó en 1612 bajo la advocación de San Juan Bautista, fue consagrada a San Miguel después de la expulsión de 1767. Es de cruz latina con cubierta de artesonado de laceria mudéjar, ricamente policromada en rojo y oro. Adosada al lado derecho está la capilla del Loreto también llamada de Oidores.

A las iglesias con cubierta gótica pertenecen San Agustín y Santo Domingo de Chuquisaca, la primera se comenzó en 1608 y estuvo a cargo de Antonio de Trejo, se concluyó en 1619. La iglesia de Santo Domingo consta de tres naves, su crucero está cubierto con interesantísimas crucerías góticas. Exteriormente muestra una imponente y extraña fachada, que parece pertenecer a los primeros años del siglo XVIII. Santo Domingo tiene el aspecto de una fortaleza, aspecto que se refuerza por la existencia de pináculos piramidales sobre las paredes. En una esquina del atrio hay un tabernáculo, con una cruz mortuoria que quizá recuerda las antiguas posas.

La iglesia de La Merced de Sucre fue trazada por Juan de Vallejo. En 1587, por la muerte de este maestro, los mercedarios conciertan con Rodríguez Matamoros para que prosiga la obra. Debemos considerar a este maestro como el responsable de la estructura del templo, pues cuando en 1619, Antonio Montero (maestro de Arquitectura) contrata con el convento de La Merced la prosecución de las obras, sólo falta hacer las bóvedas, en el coro y el campanario. Diego Sáyago, maestro albañil, concluye la obra en 1630. Este maestro había trabajado también en Santo Domingo y San Agustín. Exteriormente la iglesia de La Merced tiene semejanza, en sus cubiertas y almenas, con las iglesias mejicanas del renacimiento. En el interior su estructura renacentista de bóvedas casetonadas es predominante.

El problema más complejo en la historia de la arquitectura virreinal de Bolivia es el de la Catedral de Chuquisaca. La documentación estudiada permite hacerse una idea de lo que fue la construcción de la Catedral sobre la base de añadidos y arreglos sobre una traza primitiva hasta convertirla en el templo de tres naves que conocemos hoy. La primitiva iglesia la comenzó Veramendi, hacia 1551, diez años después la obra dejaba tanto que desear que el licenciado Haro pide una persona "oficial en el arte" que vea la obra. Lo que los documentos dejan presumir es que el arquitecto se embarcó en una obra superior a sus fuerzas y a su capacidad, ya que no sólo fracasa en la catedral sino que en 1571, los agustinos le hacen un juicio. Con tantos problemas Veramendi pasa sus últimos años amargado con los pleitos. En 1573 muere. Después de su muerte las obras de la Catedral prosiguen, pese al estado poco convincente de la edificación.

La primitiva catedral era de una ave cubierta con bóveda de cruceria. Para 1608, con el fin de reforzarla se le habían añadido cuatro capillas, en 1613 se piensa hacer un templo nuevo o reformar el viejo, siendo esto último lo que prima, así se sabe que Antonio de Montero hace un crucero nuevo cerrándose las bóvedas en 1633.

Hasta aquí se puede señalar dos etapas en la construcción de la catedral, la primera de 1551 a 1561, en que se construye un templo obra de Juan Miguel de Veramendi. La segunda etapa va de 1580 a 1633 en que se hace baptisterio crucero, capilla mayor y Sacristía y se repara el templo, añadiéndole además algunas capillas para que se refuerce la estructura.

En el tiempo del arzobispo Bartolomé González de Poveda (1689) se añadieron las dos naves a la catedral. En 1690 se concluyeron las obras incluyendo la portada barroca que se abre a la plaza.

En el valle de Cochabamba sólo se tiene noticia de una iglesia renacentista: La Merced, obra de un arquitecto de nombre Montes, quien la terminó en 1604. Era de una nave, con arco triunfal y estaba cubierta de artesonado de traza sencilla, cuyos tirantes se decoraban con estrellas de a ocho. La fachada principal de piedra y en ella una sencilla portada purista decorada con pilastras de orden t5oscano simplificado y un escudo de la orden mercedaria sobre el dintel. Esta iglesia ha sido destruida en 1969.
El descubrimiento del Cerro Rico de Potosí en 1545 produjo la afluencia de gran cantidad de gente, que ávida de riquezas y fortuna pobló la zona formando más que una ciudad, un campamento. Las necesidades funcionales de vivienda y locación que se presentaron dieron origen a una arquitectura precaria basado en adobe y otros materiales frágiles que pronto desaparecieron.

La fundación oficial de Potosí fue realizada por el Virrey Don Francisco de Toledo en 1572. Este gobernante organizó la ciudad desde el punto de vista urbanístico, haciendo el tradicional trazo de damero que mandaban las ordenanzas de Carlos V y Felipe II, para las ciudades mediterráneas. Eligió para sitio de la ciudad uno de los faldíos del cerro, la plaza principal llamada del "Regocijo", fue trazada con "doscientas cincuenta varas de largo y de ancho ciento y treinta con una calle por medio de la"...Desembocaban en esta dilatada plaza diez calles. Sobre esta plaza daba la iglesia principal de Potosí denominada "Matriz" que se levantó entre 1564 y 1584. Esta primera iglesia fue derruida en el año de 1808 para dar paso a la nueva construcción de carácter monumental; la actual Catedral. Los únicos testimonios que nos quedan de cómo fue la antigua Matriz son un fragmento del cuadro de Melchor Pérez Holguín; "La entrada del Virrey Morcillo", y un cuadro pintado por Gaspar Berríos.

Los primitivos pobladores de Potosí levantaron otras iglesias para el culto. Las primeras en edificarse, de acuerdo al aserto del historiador potosino Arzans y Vela, fueron la Anunciación llamada luego (San Lorenzo) y Santa Bárbara (1548); la primera estaba destinada a los españoles y la segunda a los indios. No queda completa ninguna de las dos estructuras originales. San Lorenzo fue reformada en el siglo XVIII y Santa Bárbara ha sido demolida.
Las parroquias de Potosí, exceptuando Santa Bárbara y San Lorenzo, tuvieron un origen común en su mayoría. De acuerdo a la narración de Capoche, el Virrey Toledo fundó seis parroquias que se denominaron de "indios", pues se procuraba que los caseríos des mitayos levantados en la ribera del cerro se edificasen cerca de una iglesia a fin de que la vida se desarrollase en torno a la Casa de Dios. A las parroquias fundadas por Toledo se unieron otras siete que existían antes de al llegada del virrey. De tal manera que constituyeron treces parroquias para "indios". Más tarde se fundó San Martín llegando a catorce el número total de parroquias de indígenas.

Fuera de las parroquias, está en Potosí as iglesias conventuales, de acuerdo a la narración del historiador potosino Arzanz y Vela la primera orden en llegara a Potosí, fue la de los franciscanos, quienes establecieron su convento el año de 1574. A poco se dio a la tarea de construir su iglesia que fue derruida a comienzos del siglo XVIII, para construir en su lugar una nueva iglesia, que es la que hoy se ve. El único testimonio que nos queda del templo antiguo es la descripción del cronista Diego de Mendoza quien dice: "la fábrica del convento es muy proporcionada al rigor de aquel destemple, que por ser tan frío, y desabrido, es la vivienda baxa con el abrigo posible de un claustro mediano de arquería y columnas de piedra labrada primorosamente. La iglesia aunque mediana la nave principal (según la capacidad del sitio) las muchas capillas colaterales, suplen la falta, por caber en ellas mucha gente..."

Lo que queda de todo esto es el claustro que es el más antiguo del país. De planta cuadrangular, se halla compuesto por tres arcadas de medio punto y una de ojivas.
De acuerdo a los cronistas el año 1560 establece la orden de Santo Domingo en la Villa Imperial y en 1581 se inicia la construcción del convento. La iglesia quedó terminada entre 1606 - 1609 siendo Prior Fray Miguel de Agüero. Una narración de aquella época dice refiriéndose al convento: "Está construido de edificios bajos, conforme a lo que en aquella tierra se usa, y las paredes son de barro y piedra..." La iglesia que aún se conserva es de planta de cruz latina cubierta de par y nudillo con portadas renacentistas.

A principio del siglo XVII, la parroquia de Copacabana dependía de los agustinos y parece que en este mismo siglo se renovó, el hecho es que para 1685 estaba totalmente concluida en la forma que hoy conocemos. La iglesia está dedicada a Nuestra Señora de Copacabana, aquella imagen que a fines del siglo XVI tallara el indio Francisco Tito Yupanqui , en el mismo Potosí, después de haber aprendido el arte en el taller del escultor español Diego Ortiz. La planta de Copacabana responde a la arquitectura mudéjar. Esta iglesia de Copacabana de Potosí junto con las de San Miguel y San Francisco de Sucre, hacen la trilogía de iglesias mudéjares en Bolivia. Copacabana presenta una solución originalísima al cubrir su crucero con una cúpula de media naranja de madera que es la mayor y más hermosa en América.

Ánfora virtual - Transparencia
La Unidad de Transparencia, del Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia ha implementado un Ánfora Virtual, para mantener un contacto directo con la Unidad de Transparencia. Invitamos a que puedan ingresar a ésta para realizar dicho contacto.
Atención Para los Bolivianos en Brasil
  • EMBAJADA DE BOLÍVIA
    Atención de lunes a viernes:
    8:30 a 12:30 y 13:30 a 17:00
    Sección Consular: 8:30 a 12:30
    Teléfonos: (55-61) 33662238
    (5-61) 33664448
    Fax: (55-61) 33663136
    E-mail: embolivia@embolivia.org.br
    Dirección: SES Av. das Nações,
    Quadra 809, Lote 34, Brasilia DF,
    CEP 70200090
Consulados en Brasil
Ferias Datos/Cifras







EMBAJADA DE BOLIVIA EN BRASIL
DIRECCIÓN: SES Av das Nações, Quadra 809, Lote 34, Brasilia DF, - Brasil CEP: 70200090
TELÉFONOS: (55-61) 33662238, (55-61) 33664448 - FAX: (55-61) 33663136
e-mail: embolivia@embolivia.org.br